OrtodoNCIA

BRACKETS

INVISIBLE

 

 La Ortodoncia consiste en solucionar problemas de maloclusión, que son alteraciones en la posición de los dientes y la relación entre las arcadas dentales. No hay límites de edad tanto niños como adultos pueden ser beneficiados de este tratamiento

El proceso de un tratamiento de ortodoncia generalmente incluye las siguientes etapas:

 

Evaluación y diagnóstico

El odontólogo especializado en ortodoncia examinará la boca del paciente, tomará radiografías y fotografías para obtener una visión completa de la maloclusión. Con esta información, se realizará un diagnóstico preciso y se diseñará un plan de tratamiento personalizado.

Colocación de los aparatos

Hay diferentes tipos de aparatos ortodónticos que se utilizan para corregir los problemas de alineación dental. Algunos de los más comunes son:

  1. Brackets metálicos: Son los aparatos más tradicionales y consisten en pequeñas piezas metálicas pegadas a la superficie frontal de cada diente. Los brackets se conectan con alambres y ligaduras elásticas que aplican presión para mover los dientes gradualmente a su posición deseada.
  2. Brackets estéticos: Estos brackets están hechos de materiales transparentes o del color del diente para que sean menos visibles que los brackets metálicos.
  3. Invisalign/Alineadores transparentes: Son férulas removibles fabricadas a medida que se utilizan para corregir problemas dentales leves a moderados. Son transparentes y cómodos de llevar.
03.

Ajustes y seguimiento

Durante todo el tratamiento, el odontólogo realizará ajustes periódicos en los aparatos para guiar el movimiento de los dientes. Es importante asistir a todas las citas programadas para asegurar que el tratamiento avance adecuadamente.

02.

Retención

Una vez que se ha logrado la alineación y la mordida adecuada, se colocarán aparatos de retención para mantener los resultados obtenidos. Los aparatos de retención pueden ser fijos (retenedores adheridos en la parte posterior de los dientes) o removibles (férulas transparentes).

Los diferentes tipos de tratamiento de ortodoncia se adaptan a las necesidades y preferencias de cada paciente. El odontólogo especializado en ortodoncia evaluará la maloclusión del paciente y recomendará el tipo de tratamiento más adecuado para obtener los mejores resultados.

El tratamiento de ortodoncia puede requerir cierto tiempo, pero sus beneficios van más allá de la estética. Una mordida alineada y una correcta posición de los dientes facilitan la higiene oral, reducen el riesgo de problemas dentales y mejoran la función masticatoria y del habla.